lunes, 23 de julio de 2007

El cumpleaños de Joselito

El Domingo en que se celebraba el cumpleaños numero 7 u 8 de Joselito, me dí un baño temprano para no perderme de nada. Espere luego a que llegara Francis para ir corriendo a la fiesta. Yo tenía talvez 8 y Francis 7. Nuestra preocupación principal era comer bizcocho y ver lo que traía la fundita adentro. Ni soñábamos con Piñata. Eso solo se veía en fiestas de riquitos.
Cuando llegamos Joselito aún no había salido de su habitación aunque la fiesta estaba llena de gente. Nos sentamos en extremo de la sala y me puse a observar la mesa principal para saber que iban a repartir. Comencé a preocuparme puesto que no habíamos planeado como íbamos a engañar a los adultos a la hora de partir el bizcocho, por aquello de que “El que no baila no come bizcocho”.
Mire detenidamente hacia el centro de la mesa y me pareció que el bizcocho era muy pequeño. Le comenté a Francis mi parecer a lo que me respondió: - Parece que estás ciego, no vez que eso no es un bizcocho. Es un sombrero de marinero- En ese mismo instante salió Joselito vestido de marinerito, se acercó a la mesa, tomó su sombrero y se lo puso. Cuando nos vió fue directamente donde nosotros y nos preguntó: - ?Donde está el regalo? – Sorprendido por la pregunta y la ausencia de bizcocho, me paré de la silla y le dije a Francis: - Vámonos!. Aquí ni siquiera hay bizcocho y me están pidiendo regalo. Mas tarde van a querer que baile con una de las hembras.

1 comentario:

Ronnosy dijo...

Que le pidan a un tiguerito que baile con una muchachita, sin que le ofrescan bizcocho es demasiado! Que risa!